Entra en la mente de “Tolkien”

Posted by

Los Ángeles, 14 Jun (El Informador).- Todos conocemos la Tierra Media donde transcurre “El Señor de los Anillos” o “El Hobbit” y sabemos que su autor fue J. R. R. Tolkien, pero… ¿en qué se inspiró para crear su vasto universo de fantasía?, esa es la pregunta a la que trata de dar respuesta “Tolkien”, el primer biopic del escritor, que se estrena este fin de semana en la cartelera.

La película que llega el viernes a las carteleras narra la infancia y juventud de John Ronald Reuel Tolkien (1892-1973), a quien da vida Nicholas Hoult, marcada por la orfandad, sus amigos y un gran amor, el de Edith, interpretada por Lily Collins.

Lily Collins reconoció que antes de comenzar a documentarse para la película, no sabía si quiera de la existencia de Edith ni se había parado a considerar “al hombre que se escondía detrás de los libros”: “Me sorprendió todo lo que leí porque yo no sabía mucho de él, me encantaban sus historias, los mundos que creaba pero nunca me había parado a pensar quién había detrás de la leyenda”.

Algo que le ocurrió también a Nicholas Hoult, que pese a confesarse fan del trabajo de Tolkien, reveló que sabía “muy poquito sobre él”: “Tuve que aprender sobre las relaciones que tuvo, su experiencia en la I Guerra Mundial y su amor por el lenguaje”, sostuvo el modelo y actor británico de 29 años.

“Ahora me gusta releer su obra con eso en mente porque descubres cosas nuevas”, señaló.

Con todo, los fans de “El Señor de los Anillos” deben saber que no existen referencias explícitas a la obra culmen de Tolkien en este largometraje, que se centra en su vida personal.

“Creo que la gente sabe que las películas de ‘El Señor de los Anillos’ ya están hechas y que este filme es el descubrimiento del genio detrás de todos los personajes fantásticos”, agregó Collins.

“No es una película sobre sus libros, es sobre su imaginación, su mente y sobre cómo va construyendo las ideas que después darán forma a su obra”, apuntó asimismo el director, Dome Karukoski.

El director aseguró que se trata de una cinta hecha con “respeto, admiración y amor” hacia la figura de Tolkien, aunque reconoció que para que “funcionara” tuvieron que tomarse ciertas “licencias artísticas” porque, si no, “la vida cotidiana es muy aburrida”.