La Academia recapacita

Posted by

Los Ángeles, 18 Feb (La Crónica de Hoy).- Los Oscar no entregarán ninguno de sus premios durante las pausas publicitarias de la gala, pues la Academia de Hollywood rectificó su intención de hacerlo así, tras una enorme protesta por parte de la comunidad del cine ante esta polémica medida, informó el medio especializado Deadline.

Con el objetivo de que la ceremonia no superara las tres horas de duración, la Academia anunció que las estatuillas de fotografía, edición, cortometraje de ficción y maquillaje y peluquería, se presentarían durante los anuncios y detalló que, posteriormente, los discursos de sus ganadores se emitirían editados y en diferido.

La decisión de la organización fue muy discutida por grandes figuras del cine en los últimos días, que llegaron a enviar una carta a la Academia exigiendo que diera marcha atrás.

“Relegar estas artes esenciales del cine a un estatus menor en la 91 edición de los Oscar es nada menos que un insulto a aquellos de nosotros que hemos dedicado nuestras vidas y pasiones a nuestra profesión”, menciona dicho escrito.

Entre los que prestaron su nombre a la carta aparecían Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, Christopher Nolan, Michael Mann, George Clooney, Brad Pitt, Robert De Niro, ­Elizabeth Banks, Peter Dinklage, Kerry Washington, Martin Scorsese, Quentin Tarantino, Damien Chazelle, Spike Lee, Cary Joji Fukunaga, Ang Lee, Roger Deakins, Emmanuel Lubezki y Reed Morano.

Los organizadores de los Oscar trataron de aclarar que no se menospreciaría esas cuatro categorías y se reunieron, además, con representantes de los directores de fotografía para escuchar sus argumentos.

Con la rectificación final de la Academia, los seguidores del cine latino podrán ver en directo y por televisión si el mexicano Alfonso Cuarón, nominado a la mejor fotografía por Roma, y los españoles Rodrigo Sorogoyen y María del Puy Alvarado, aspirantes al mejor corto de ficción por Madre, se llevan la estatuilla en sus respectivas categorías.

El anuncio y cancelación de la entrega de premios durante los anuncios se suma a una desafortunada temporada para la Academia, que ha tenido problemas de todo tipo para preparar los Oscar que se celebrarán el 24 de febrero.

Así, la institución desveló y luego suprimió un nuevo Oscar a la mejor película popular, y vio, además, cómo el presentador de la gala, el cómico Kevin Hart, renunciaba a su puesto por antiguos tuits homófobos, lo que dejará a la 91 edición de los Oscar sin maestro de ceremonias.