Se casa Pippa Middleton

Posted by

Londres, 22 May (La Crónica de Hoy).- Pippa Middleton —hermana de la futura reina de Inglaterra, Kate, hoy duquesa de Cambridge— dio el “sí quiero” al director del fondo de inversión Eden Rock Capital Management Group, James Matthews de 41 años (también heredero del título escocés Laird of Glen Affric), en la iglesia de St. Mark, en Englefield, Berkshire.

A las 11:30 horas (tiempo del Reino Unido) Philippa Charlotte Middleton, de 33 años, llegó a la iglesia medieval acompañada de su padre Michael, en un Jaguar MK V descapotable color verde oliva de 1951. Por fin develó el misterio mejor guardado: quién confeccionó el tan importante diseño nupcial. La que fuera la dama de honor más famosa del orbe en 2010, en la boda real del siglo, no decepcionó.

Pippa lució un romántico vestido de novia blanco impoluto, confección de Giles Deacon, silueta estructurada de encaje floral de seda de algodón, aplicado a mano para dar la impresión de “no costuras”; mangas casquillo, cuello chimenea, discreto escote corazón en la espalda, corset bordado con perlas y drapeado sobre una falda media campana y enagua con capas superpuestas de tul y organza para mayor movimiento.

Completó el diseño con un velo de tul con bordado degradado de perlas, confeccionado a la medida por Stephen Jones. Engalanó su chongo bajo relamido con la tiara de diamantes Maidenhair fern, creada exclusivamente para ella por el joyero Robinson Pelhamy. Los zapatos marfil, de la firma Manolo Blahnik, fueron hechos de satín con detalles de perlas.

El ramo, creación de Lavender Green, incluyó peonias, arvejilla, astilbe, fresias, flor de cera, campana verde y rosáceas.

A pesar de que Kate, duquesa de Cambridge, no pudo fungir como dama de honor en la considerada boda del año en el Reino Unido, por no ser una mujer soltera como dicta el protocolo; sí robó cámara con su vestido vintage de Sarah Burton para Alexander McQueen.

El diseño fue de seda en palo de rosa, escote en V, mangas de gasa semi-transparente con detalle de fruncido en hombros, cintura marcada y falda midi de línea “A” con pliegues en el delantero. Completó el look con un sombrero fascinante, hecho por Jane Taylor, con una rosa coronando el centro y cintas entrelazadas; pendientes redondeados de brillantes nude, de Kiki McDonough, y pumps de ante a juego con el color del vestido.

Su pelo recogido en un moño bajo con volumen en la coronilla cubría su nuca y su maquillaje fue muy natural. Destacó su mirada con un ahumado soft y, sobre todo, el toque rosado de blush en sus mejillas.

El príncipe George, de tres años, cumplió a cabalidad su rol en la ceremonia, como paje, con traje hecho a la medida de Pepa & Co. El tercero en línea directa de sucesión al trono británico lució camisa blanca con cuello bebé y jaretas, pantalón verde olivo de raso con fajín, medias blancas y zapatos de cordones.

Su hermana de dos años, la princesa Charlotte, portó un vestido blanco también de la firma española, con botonadura en la espalda, cuello redondo, manga corta globo, falda campana alforzada, lazo en la cintura rosa, medias blancas y ballerinas rosas. Su pelo suelto estaba adornado por una diadema de flores con detalles verdes y blancos, y en la mano un corazón floral.

CEREMONIA Y FESTEJO
Tras un servicio religioso de 45 minutos, oficiado por el reverendo Nick Wynne-Jones, frente a 120 invitados —entre miembros de la realeza, familiares y amigos—, Philippa Middleton y James Matthews se convirtieron en esposos, asegurando así el ingreso de ella en uno de los círculos más aristocráticos de Escocia, nada mal para la cuñada del futuro rey de los británicos.

Tras el repicar de campanas, alrededor de las 12:30 horas, como marido y mujer Pippa y James Matthews sellaron públicamente su compromiso en público con el típico beso en los labios, momento que fue captado por todos los reporteros gráficos en el lugar y lo cientos de curiosos que atestiguaron el enlace a lo lejos.

En la ceremonia estuvieron presentes el padrino del novio, su hermano Spencer Matthews; la princesa Eugenia y su novio, Jack Brooksback; el jugador de tenis Roger Federer y su esposa Mirka Vavrinec; Gary Goldsmith, tío de la novia y considerado La Oveja Negra de la familia Middleton, que llegó con su hija, y las ex parejas de Pippa, Tom Kingston y Charlie Gilkes.

Carol y James Middleton, madre y hermano de Pippa, llegaron juntos; así como el príncipe William, duque de Cambridge, y su hermano el príncipe Harry. La novia de éste, la actriz norteamericana Meghan Markle, para evitar protagonismos innecesarios no fue a la iglesia y se unió más tarde a una recepción con champaña en Englefield House, a un kilómetro y medio de distancia.

Los 350 invitados acompañaron a los recién casados en la vivienda familiar de los Middleton en Buclkebury. Con el espacio aéreo cerrado, departieron al amparo de una carpa de cristal traída desde Bélgica de 18 hectáreas, colocada en el jardín de la mansión georgiana, donde se sirvieron más de dos mil canapés y cordero de la región de Glen Affric.