25 años sin Freddie Mercury

Home / Entretenimiento / Obituario / 25 años sin Freddie Mercury
25 años sin Freddie Mercury

 

1567435

Ciudad de México, 24 nov (Excélsior).- El rock, Freddie Mercury lo interpretó como nadie lo había hecho antes, ni siquiera el mismísimo Rey Elvis Presley, con un innovador, versátil y potente rango vocal que llevó a su grupo, Queen, a niveles nunca antes escuchados en el género musical, con soberbias armonías vocales que, con el peculiar sonido de la guitarra de Brian May, llevaron a la banda a encumbrarse como la Reina de las agrupaciones más vanguardistas del Reino Unido.

Hoy, hace 25 años, el barítono que cantaba como tenor de inquietas cuerdas vocales pasó ipso facto de lo terranal al olimpo de las leyendas celestiales del rock, a los 45 años de edad, por una bronconeumonía complicada, al ser portador del entonces desconocido virus del VIH.

“No seré una estrella de rock. Seré una leyenda”.

Paradójicamente tan solo un día antes, el 23 de noviembre de 1991, el músico estando casi ciego, esquelético, postrado en la cama y prácticamente sin poder hablar, desde su residencia de Kensington, Londres, difundió un comunicado donde reveló al mundo que era un condenado a muerte por tener sida.

“Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad. Mi privacidad ha sido siempre muy importante para mí y soy famoso porque prácticamente no doy entrevistas. Esta política continuará”, señaló el boletín emitido por su mánager Jim Beach.

LA ÓPERA PERDIÓ UN CANTANTE; EL ROCK GANÓ UN MITO
Farrokh Bulsara, su nombre real, nació el 5 de septiembre de 1946, en Stone Town, Zanzíbar, Tanzania y falleció el 24 de noviembre de 1991 en Londres, Inglaterra. Vivió sus primeros años en India, donde cursó sus estudios y destacó como campeón de ping pong y hockey. Estudió piano hasta el cuarto grado, y en 1959 se mudó junto con su familia a Reino Unido.

Durante su adolescencia cursó estudios en el Ealing School Of Art como ilustrador y diseñador gráfico. Fue un apasionado de la música en esa época. Se convirtió en un ardiente seguidor de Jimi Hendrix, y decoró su habitación de Kensington con dibujos e ilustraciones hechos por él.

Mercury consolidó una buena amistad con el bajista Tim Stafell, compañero de la escuela. Junto con Brian May, en la guitarra, y Roger Taylor, en la batería, formaron un grupo llamado Smile. También conoció a Chris Smith, con quien escribió varias canciones.

“Me visto para matar, pero con buen gusto”.

Una vez titulado como diseñador gráfico, comenzó a trabajar para periódicos locales en Kensignton. En el verano de 1969 conoció a un grupo de Liverpool llamado Ibex, al que se unió y viajaron a Bolton, Lancashire, para dar un concierto en agosto de 1969, que fue la primera actuación de Mercury.

El grupo se cambió el nombre por el de Wreckage; sin embargo, se desintegró a finales de los 60. Freddie buscó otra banda y encontró en un anuncio por palabras a los Sour Milk Sea. Estos quedaron encantados con su voz, y decidieron contratarlo, pues vieron en él un gran carisma y talento.

DIOS SALVE A LA REINA
Se hizo amigo del guitarrista del grupo Chris Chesney, pero poco tiempo después se deshizo. Mientras tanto, Tim Stafell, vocalista de sus ex compañeros en Smile, abandonaba la formación. Estos llamaron a Mercury para que lo sustituyera y él accedió, por lo que cambió el nombre del grupo por el de Queen.

Fue así que en 1970, Freddie, John Deacon, Brian May y Roger Taylor conforman la exitosa banda Queen, liderada por Mercury, quien fue el autor de la primera canción en los charts británicos, Seven Seas Of Rhye, el primer gran éxito Killer Queen y de la más famosa canción del grupo Bohemian Rhapsody.

Este cuarteto británico, que se convirtió en un paradigma del rock progresivo, ha dejado una marca indeleble en la historia de la música, fue una fuente inagotable de grandes éxitos.

“Soy una prostituta musical”.

En 1973 comenzó a concentrarse más en su carrera, con la realización de Queen, su álbum debut que lo llevó a su primera gira. A pesar de que no tuvo un buen recibimiento por parte del público, realizó al año siguiente Queen II (1974), el cual tuvo un éxito inesperado.

Queen lanzó su tercer disco, Sheer Heart Attack (1974), y en 1975 obtuvo realmente el éxito con su álbum A Night At The Opera, del que se desprende el tema Bohemian Rhapsody, el cual se convirtió en la marca distintiva del grupo, al mezclar con maestría en un sólo tema, música clásica, metal y pop.

CUANDO HIZO TEMBLAR A WEMBLEY
Número uno durante 10 semanas en Reino Unido, también fue un boom en Estados Unidos. En 1975, el grupo actuó en Japón, donde fue recibido como celebridad. Sus canciones se convirtieron en himnos, y el Royal Ballet adaptó varios de sus temas.

A Day At The Races marcó el éxito masivo de Queen, así como también despertó la adoración incontrolada de sus fans. En 1980 Freddie cambió su imagen cortándose su melena y dejándose bigote.

Colaboró con la Royal Opera House en una obra de Verdi en la que conoció a Montserrat Caballé, quedó cautivado por su voz y tiempo después tocaron con ella ante más de 70 mil personas en el histórico Live Aid del 13 de julio de 1985, donde en tan sólo 20 minutos en escena Queen cambió para siempre la historia del rock con un histórico concierto en el mítico Estadio de Wembley ante 74 mil personas.

Aquel masivo, organizado por el músico irlandés Bob Geldof, fue transmitido en 72 países y con una audiencia de 1,500 millones de espectadores (según The New York Times; 1,900 millones según CNN), cuya finalidad era combatir la hambruna en Etiopía y por el que se recaudó más de 30 millones de libras, casi unos 40 millones de dólares.

“Si es planeado, es aburrido”.

A principios de los 80, el grupo continuó con la cosecha de grandes éxitos, así como el aprecio de la gente, por lo que realizó The Game, que contendría los sencillos Crazy Little Thing Called Love y Another One Bites The Dust.

En 1981 hizo su primera recopilación de grandes éxitos, mientras que al año siguiente lanzó Hot Space, con Under Pressure a la cabeza.

Después vendrían The Works (1984). Su popularidad comenzó a decrecer en países hispanoparlantes, por lo que comenzó a buscar nuevos mercados en Latinoamérica, Asia y África.

EL PRINCIPIO DEL FIN
En la cima de la popularidad con discos como The Miracle e Innuendo, en 1991, Queen había reducido de manera drástica sus presentaciones, lo que causó una ola de rumores acerca de la salud de Mercury.

Tiempo después, el cantante, quien era conocido por su bisexualidad y promiscuidad, anunciaba que tenía el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

El 24 de noviembre de 1991, Freddie Mercury, uno de los iconos de la música contemporánea, murió en su casa de Londres, Reino Unido, a causa de bronconeumonía, que no pudo soportar por el síndrome que padecía.

La primavera siguiente, los restantes miembros de Queen ofrecieron un concierto en su honor en Wembley (con un elenco compuesto por Guns N’Roses, David Bowie, Elton John, George Michael y Annie Lennox, entre otros), cuya audiencia televisiva mundial fue de mil millones de personas.

El cantante, quien dejó al mundo entero sin la majestuosa interpretación del tema conmemorativo de los Juegos Olímpicos, que iba a cantar junto a la soprano Montserrat Caballé, en Barcelona 1992, comentaba que no tenía miedo a la muerte porque, según él, había “vivido una vida completa”.

“No me importa morir mañana. He vivido, en toda la extensión de la palabra”.

El 25 de noviembre de 1996 se erigió en Montreux, Suiza, una estatua en su honor. Tiene tres metros de alto y es de la escultora de origen checo Irena Sedlecka.

Con motivo de su 60 aniversario, Mercury fue homenajeado en 2006 por el canal estadunidense The History Channel, que ofreció un programa especial denominado Freddie Mercury: La historia no contada, donde se dieron a conocer inéditos aspectos de la vida de esta leyenda del rock internacional.

Después se difundieron unos dibujos del intérprete de Crazy Little Thing Called Love al desnudo, los cuales fueron realizados por el diseñador francés Yves Saint Laurent, mismos que fueron publicadas en la revista Art.

En 2008, Queen en compañía del guitarrista Paul Rodgers, publicó su primer disco de estudio The Cosmos Rocks, un álbum dedicado a Freddie Mercury, y que presentaron en un concierto en España.

Un año después, la serie Los Muppets le rindió un homenaje a la banda, cuando personajes como La Rana René, Peggy, Gonzo y sus amigos, realizaron una parodia de su éxito Rapsodia Bohemia.

En febrero de 2014, los fans de Mercury y de la agrupación a la que perteneció disfrutaron del musical We Will Rock You, en donde se incluyeron 24 éxitos como Somebody To Love y We Are The Champions.