Alejandro Sanz y su estado anímico

Madrid, 28 Jun (20 Minutos).- Ha pasado un mes desde aquel primer duro mensaje que Alejandro Sanz posteó en sus redes sociales y en el que dejaba entrever que está atravesando un momento complicado. Unas desgarradoras palabras que hicieron saltar todas las alarmas acerca de la salud del cantante. «Estoy triste y cansado. A veces no quiero ni estar, literalmente», afirmó en aquel tuit.

A su ruptura con Rachel Valdés, con quien llevaba tres años de relación, se sumaba el varapalo judicial de su crisis económica, que le obliga a pagara cerca de tres millones de euros por un impago en la compra de unas propiedades en Miami.

Una elevada cantidad que ha provocado que el cantautor ponga en venta su preciada finca El sueño de los Parrales, en Jarandilla de la Vera, Extremadura, por la misma cantidad que adeuda. Sin embargo, en medio de tantos sinsabores, la gira española, En vivo 2023, en la que se encuentra inmerso, parece ser su luz al final del túnel.

A pesar de que el intérprete de Amiga mía intenta dejar el listón muy alto en cada actuación, lo cierto es que su estado anímico sigue siendo delicado. Prueba de ello es el nuevo mensaje que el artista ha publicado en su cuenta de Twitter.

«Hola, aquí sigo en mi proceso, con mis altibajos pero mejorando poco a poco. Es difícil porque el ruido no te deja ni sufrir tranquilo. Pero os diré algo para que me entendáis: ¿os acordáis de la canción Se vende? Bueno, pues no vendo. Nos vemos en los escenarios con el alma cargada. Vosotros sois mi munición», ha expresado Alejandro Sanz, dejando entrever que es consciente de las última informaciones que ha protagonizado.

Se vende es un tema en el que el artista refleja los planes que ha dejado aparcados, los duelos que ha vivido y la soledad, evidentes en varias estrofas de la canción como en «ya nadie aquí se llama, no se ni una sola voz» o «se mezclan las palabras y el televisor, denuncian los vecinos el silencio atroz». Una situación con la que, al parecer, el compositor intenta trasladar la idea de que se encuentra atravesando una ruptura amorosa tras el fin de su historia de amor con la cubana.