Continúa juicio contra Sergio Andrade, Mary Boquitas y Gloria Trevi

Los Ángeles, 24 Jul (La Jornada).- El 28 de julio en la Corte del Condado Glendale de Los Ángeles, California, se llevará a cabo una audiencia en la cual se presentarán por primera vez testimonios jurados de dos víctimas de abuso sexual y que forman parte de una demanda civil en contra de las cantantes Gloria Trevi y (María Raquenel Portillo) Mary Boquitas, así como el representante artístico Sergio Andrade, por la comisión de presuntos actos de corrupción y otros delitos ocurridos en California, Estados Unidos, en contra de menores de edad en los años 80 y 90.

Los documentos que se analizarán fueron entregados a la Corte por la abogada Karen Barth Menzies, en respuesta a la solicitud de los representantes legales de Gloria Trevi en la que pidieron que se revelen los nombres de las denunciantes, así como también que en la acusación no se consideren los casos que se cometieron en territorio mexicano, además, que los datos que aporte su defensa no sean hechos públicos.

La Jornada informó en diciembre de 2022 la presentación de la demanda civil y que será el juez Ralph Christopher Hofer quien conozca de este litigio en el cual a las víctimas se les asignó el seudónimo Jane DOE K.C. 1 y Jane DOE A.H. 2.

En documentos fechados el 17 de julio y de los cuales La Jornada obtuvo copia a través de la Corte del Condado de Glendale, se señala que en sus argumentos las demandantes de Gloria Trevi refieren que la cantante las atrajo para que se unieran al grupo musical y Trevi las preparó para el abuso sexual por parte del acusado Andrade.

Presuntamente, la intérprete de canciones como La papa sin catsup y Zapatos viejos intervino para que ambas se sometieran a la agresión sexual cuando eran menores de edad, y luego persistió en su manipulación para que los demandantes continuaran sometidas al abuso sexual durante años después de las agresiones iniciales.

La defensa de las víctimas sostiene que los antecedentes de este caso y que ocurrieron en territorio mexicano, son necesarias para establecer las reclamaciones de abuso y consideraron que son esenciales para comprender el abuso sexual coaccionado e ilegal que los acusados cometieron contra los demandantes en California, cuando el grupo viajó allí para grabar álbumes y las actuaciones de los conciertos de Trevi.

En cuanto a los testimonios jurados se señala que cuando Jane Doe K.C. 1 tenía sólo 16 años, Trevi la manipuló a fin de “prepararla para tener sexo con el acusado Andrade (entonces de 36 años).

El abuso sexual continuó durante los próximos años. Además, el acusado Andrade golpeó a Jane Doe K.C. 1 con cables eléctricos, la obligó a ponerse de pie durante horas, a hacer ejercicio durante horas y la privó de comida y el sueño.

Asimismo, refiere que «cuando Jane Doe K.C. 1 le expresó a Trevi su deseo de escapar del horrible abuso, la estrella del pop ejerció su poder para convencerla de que se quedara, diciéndole que el abuso sexual y físico del acusado Andrade era normal, que el mundo exterior era mucho peor, y que su única oportunidad para ser una estrella como ella era quedarse con el acusado Andrade y someterse a él».

En cuanto a la segunda demandante, se menciona: a Jane Doe A.H. 2 Trevi la preparó para una relación sexual con Andrade (de 33 años), cuando ella “tenía sólo 13 años en el momento en que Trevi la sedujo en nombre de Andrade con historias románticas del trágico amor perdido de Andrade y la capacidad única de la joven de 13 años para restaurarlo.

La acusada Trevi se quedó de brazos cruzados mientras Jane Doe A.H. 2 sufría repetidos abusos sexuales, palizas graves, inanición, privación del sueño y otras torturas, como la prohibición de usar el baño.