Def Leppard seguirá en los escenarios

Home / Música / Def Leppard seguirá en los escenarios
Def Leppard seguirá en los escenarios

París, 17 Jun (La Jornada).- Def Leppard ha estado roqueando durante 45 años y ha vendido más de 100 millones de álbumes. Sus integrantes insisten en que no hay giras de despedida en la mira.

La banda, originaria de Sheffield, Inglaterra, fue uno de los jugadores más importantes en el apogeo del rock de estadio de la década de los 80.

Sus álbumes consecutivos Pyromania e Hysteria vendieron más de 10 millones de copias sólo en Estados Unidos, una de las cinco bandas de rock en la historia en lograrlo.

Ahora en sus 60, sin duda, ha ganado su lugar en la tradición del rock al sobrevivir a la pérdida de su guitarrista Steve Clark por una sobredosis de drogas a principios de la década de los 90, y cuando el baterista Rick Allen perdió un brazo en un accidente automovilístico en 1984. Siempre bromeamos diciendo que las giras de despedida son una forma de decir que la venta de entradas es una mierda. Somos muy afortunados de no haber tenido que hacer eso, declaró a la Afp el cantante Joe Elliott.

Los Scorpions han estado en una gira de despedida unos 14 años, Cher durante unos 20… Sinatra hizo cinco, señala, entre risas.

Pero nunca nos hemos tomado un tiempo libre; si estábamos en la carretera, estábamos haciendo un álbum.

El jovial cantante, que aún luce su cabello largo y un par de anteojos de sol teñidos de azul, sabe que no puede durar para siempre.

Pero no ve ninguna razón por la que el viaje de la banda no pueda extenderse hasta 2035, cuando tengamos la misma edad que los Rolling Stones ahora.

Def Leppard está de vuelta este verano con compañeros veteranos del rock como Motley Crue, Poison y Joan Jett.

También acaban de lanzar el duodécimo álbum de estudio, Diamond Star Halos, el primero en siete años, que ensamblaron durante la pandemia, a pesar de que los cinco integrantes están repartidos por Inglaterra, Irlanda y Estados Unidos.

Las nuevas canciones ven a la banda tratar de alejarse del albatros de Hysteria, dijo Elliot, experimentando con piano, guitarra flamenca y glam rock.

Regresamos a las raíces de lo que nos llevó a la música, no a nosotros mismos, dijo Elliott.

En este disco se nos ocurrieron ideas que sonaban como Bowie o Elton John, o Queen y Zeppelin. Todas las cosas que escuchábamos mientras crecíamos se están filtrando, lo que siempre ha pasado, pero esta vez no lo bloqueamos.

Elliott dice que la pandemia, que los obligó a armar sus canciones de forma remota, fue un regalo. “Cuando pones a cuatro o cinco machos alfa en una habitación con nuevas canciones, se vuelve un poco competitivo. Esto fue sicológicamente diferente .

“La pandemia nos abrió la mente. Pensamos: ‘Tenemos este momento, hagamos algo creativo y no bloqueemos nada’.”