Eduardo Santamarina regresa a la TV

Home / Portada / Eduardo Santamarina regresa a la TV
Eduardo Santamarina regresa a la TV

Ciudad de México, 16 Nov (La Crónica de Hoy).- Televisa le apuesta a su nueva producción, Sin tu Mirada, una historia que esta dispuesta a cautivar a los fieles amantes de los melodramas en su semana de estreno. La novela será transmitida de lunes a viernes en punto de las 16:30 horas por Las Estrellas.

Con la participación estelar de Claudia Martín, Osvaldo de León, Claudia Ramírez y Eduardo Santamarina, quienes compartirán escenas con Ana Martín, Cecilia Toussaint, Luz Elena González, Carlos de la Mota, Luis Bayardo, Scarlet Gruber, Ignacio Guadalupe, por mencionar algunos.

“Es un honor llevar a la pantalla este remake, una historia que hace muchos años se convirtió en una de las favoritas, pero ahora venimos de la mano de talento nuevo, joven. Es una gran producción, queremos llevarle lo mejor del entretenimiento a los televidentes”, dijo el productor del melodrama, Ignacio Sada, después de presenciar el primer capitulo.

Sin tu Mirada trae el regreso a la pantalla de Eduardo Santamarina, como cabecilla de esta historia, “ya me hacia falta regresar con un nuevo proyecto, ahora Mayrín y yo estamos haciendo telenovela en la que ha sido nuestra casa por muchos años. Son proyectos muy buenos, pero este papel en especial, me llega en un momento maravilloso, todo personaje es un gran reto y nos deja un gran aprendizaje en la vida personal, y en mi carrera como actor”, dijo Eduardo.

Historia que se desenvuelve en una noche de tormenta, donde nace la bella Marina aparentemente sin vida, la bebé es recibida por Damiana, la partera del pueblo, quien unas horas antes atendió el alumbramiento de un niño sano, pero desafortunadamente su madre no sobrevivió. Don Luis, el padre de Marina, desde que se casó con Prudencia, vive empeñado en tener un hijo varón, desea un heredero que trascienda su ilustre apellido Ocaranza.

Pero desafortunadamente Prudencia queda imposibilitada para volver a embarazarse, situación que apremia a su nana Angustias a convencer a Damiana de beneficiar a la familia y al bebé que quedó huérfano, haciéndolo pasar por el legítimo hijo Ocaranza Arzuaga. Es así como Alberto, el gran orgullo de don Luis, crece en una cuna de oro, mientras que Marina es criada por la partera, en un mundo de ceguera.