Eugenio Derbez y el doblaje

Home / Cine / Eugenio Derbez y el doblaje
Eugenio Derbez y el doblaje

Ciudad de México, 6 Sep (El Heraldo de México).- Con 40 años de trayectoria, Eugenio Derbez ha experimentado las distintas áreas de la actuación y una de las más difíciles es el doblaje, una disciplina que respeta al máximo, además considera que el trabajo que se hace en México es el mejor y lamentablemente no es reconocido económicamente para los actores especializados.

“Me da pena que a veces uno se lleva el crédito y mejor paga, cosa que es injusta, pero es parte del sistema. Honestamente, deberían mejorar las condiciones para ellos. Son verdaderos artistas, les falta reconocimiento, por lo menos económicamente”, señaló el histrión que da vida al personaje de Glenn en Angry Birds 2.

Cada que acude a una cabina de grabación les muestra su respeto a los actores de doblaje, porque sabe lo compleja que es la tarea, incluso recordó que ha visto a grandes actores, que no pueden de lo difícil que es.

Piensa que el reconocimiento debe darse desde los créditos, porque siempre aparecen los nombres de los actores originales, cuando no aparecen ni física ni auditivamente. “Hay un presupuesto para créditos en cada idioma, entonces se les debe dar a las voces”, dijo.

Derbez incursionó en el doblaje a finales de los 90, desde entonces ha hecho varios personajes, entre los que destacan el Burro en las distintas películas y cortos de la cinta Shrek, El Grinch y Snowball en las dos entregas de la Vida secreta de tus mascotas. Para el largometraje inspirado en el videojuego de pájaros, hizo la versión en inglés y español.

“Siempre que hago un doblaje en español es un estelar, pero ahora me tuve que doblar a mí mismo”, dijo entre risas y agregó: “Soy muy flexible”.

En esta experiencia trabajó al lado de su hija menor, Aitana, ya que un día de grabación, la llevó a la cabina para explicarle parte del proceso, porque la pequeña no entendía bien lo que Eugenio hacía. Estando ahí, los productores la invitaron para que tuviera un par de líneas en la cinta. Lo cual aceptó, pero tardó poco más de 40 minutos para que dijera el diálogo.

La vena artística de Aitana no es ajena, el actor también acompañó a su mamá Silvia Derbez, a los foros de telenovelas y programas que hizo, por eso ve normal que ahora su hija viva lo mismo. Pero aseguró que jamás la pondrían a trabajar a sus 5 años.

No sabe si la pequeña se querrá dedicar al mundo del entretenimiento, pero no le sorprendería, ya que todo el tiempo canta y baila, pero la apoyaría para que se prepare.

El lunes pasado festejó su cumpleaños 58 en Los Ángeles, junto a su hija y Alessandra en las montañas donde se aprecia el icónico letrero de Hollywood. Este fue su regalo, porque disfruta esta etapa de su vida.