Keanu Reeves sueña con ser Batman

Home / Cine / Keanu Reeves sueña con ser Batman
Keanu Reeves sueña con ser Batman

Los Ángeles, 21 Jul (Quién).- Desde que Keanu Reeves se graduó con honores como héroe de acción al mantenernos al filo del asiento con la película Máxima velocidad y más tarde al alcanzar el megaestrellato con la saga de Matrix y confirmarlo con la de John Wick, no había habido una idea tan genial para llevar al cine como la de que el actor pudiera interpretar a Batman.

Y fue el propio Keanu, quien recientemente dio voz al Hombre Murciélago en la película animada DC Liga de Supermascotas, el que confesó sus deseos de vestir el traje del Caballero de la Noche en la pantalla grande, tal y como lo han hecho en el pasado Michael Keaton, George Clooney, Val Kilmer, Christian Bale, Ben Affleck y Robert Pattinson.

Durante una entrevista que Keanu Reeves ofreció al medio estadounidense Extra TV, el actor de 58 años, a quien se le conoce como “El novio de internet”, afirmó que siempre ha sido su sueño el poder interpretar a Batman, aunque reconoció la labor –y el contrato– existente entre DC y la actual estrella de The Batman.

Siempre ha sido mi sueño, pero Robert Pattinson lo está haciendo genial, así que quizá más adelante. Quizá cuando necesiten a un Batman más mayor aseguró Keanu.
La sugerencia de que Keanu pudiera encarnar a un Batman entrado en años no debe tomarse como un escenario descabellado ni imposible, sobre todo después de que las películas de superhéroes, tanto del universo Marvel como del de DC han puesto sobre la mesa las probabilidades casi infinitas de narrativas gracias a la existencia y aceptación de los multiversos.

La probabilidad de que Keanu Reeves pueda dar vida en el futuro a un “Batman más mayor”, como el propio actor de 58 años sugirió recientemente en una entrevista con Extra TV podría ser más factible de lo que podríamos imaginar, ya que existen factores que, en la actualidad, ponen en marcha los mecanismos de Hollywood para hacer posibles las que anteriormente pudieron ser situaciones inconcebibles en la industria cinematográfica.

De entrada, la enorme popularidad que tiene Keanu entre el público mundial después de más de 30 años de carrera, en los que se ha probado como un actor versátil que lo mismo hace dramas, comedias románticas que su fuerte, las películas de acción, y su capacidad para “enamorar” a mujeres y hombres por igual, gracias al tino con que ha elegido sus personajes y el carisma que lo caracteriza, podría ser un factor determinante para que Warner Bros. –quienes son viejos conocidos del actor– lo considerara para vestir el traje de Batman.

Hasta ahora, las películas sobre el Hombre Murciélago han retratado al personaje creado por Bob Kane y Bill Finger mayormente como un hombre maduro, entrado en sus cuarenta, y fue hasta la llegada de Robert Pattinson que se le ve como un treintañero, por lo que la posibilidad de explorar cómo sería la vida de Bruce Wayne/Batman en la tercera edad dejaría un amplio campo para que los guionistas echaran a volar su imaginación para poder atraer a las salas de cine a fanáticos de todas las edades.

En este sentido, y pensando en la existencia de un Batman mayor, se ha reportado que Michael Keaton, quien encarnó al Caballero de la Noche en las películas dirigidas por Tim Burton, volverá a convertirse en el héroe de Ciudad Gótica para aparecer en las películas de Batgirl y The Flash, lo que nos permitirá ver por primera vez en títulos de live-action a un Bruce Wayne mayor de 60 años en ese particular universo.

Y, por último, el hecho de que el mismo Keanu Reeves haya hecho público que siempre ha soñado con realizar el papel de Batman y que el tema se haya convertido en una conversación de alcance internacional es uno de esos fenómenos mediáticos que los estudios de cine tienen en mente cuando están tomando decisiones sobre los proyectos a los que les apostarán recursos en el futuro. Como ejemplo está la filtración del avance de Deadpool, la película protagonizada por Ryan Reynolds que estuvo a punto de ser cancelada pero que ante la respuesta de los fans se convirtió en un éxito de taquilla y contó con una secuela.