Los sacrificios de Jenna Ortega

Los Ángeles, 14 Feb (Quién).- La actriz Jenna Ortega asegura que “no durmió nada” mientras filmaba Merlina y que terminó llorando a causa de la agitada agenda que le impuso la producción del programa con el que se convirtió –prácticamente de la noche a la mañana– en una estrella mundial, gracias a la historia centrada en los años de preparatoria de la hija de Homero y Morticia Addams .

Sin embargo, la actriz de 20 años de edad, quien interpreta el papel principal en la exitosa serie de Netflix que sirve como un spin-off de Los Locos Addams , explicó que debido a que el horario de filmación a menudo consistía en jornadas de 14 horas, terminó “llorando histéricamente” mientras trataba de mantenerse al día con las exigencias del papel. “Era llegar dos horas antes (al set), hacer ese día de 12 a 14 horas, luego ir a casa y luego subirme a Zoom y recibir cualquier lección que tuviera”, reconoció durante una reciente entrevista que grabó con la plataforma de streaming .

Darle vida a Merlina Addams en la producción dirigida por Tim Burton para Netflix bien pudo haberle costado la vida a la actriz Jenna Ortega . Aunque en el libreto su personaje librara exitosamente los riesgos mortales a los que se expuso en la primera temporada de esta exitosa serie inspirada en los personajes creados originalmente por Charles Addams , la actriz confesó que para ella fue una tarea sumamente difícil. Y es que, más allá de la sombría personalidad de Merlina , su afición por lo siniestro y su oscuro sentido del humor, las habilidades del papel, como tocar el violonchelo y ser una excelente esgrimista, le exigieron a Jenna prepararse para ser ella quien ejecutara estas actividades frente a las cámaras. “Tenía que presentarme en mi departamento y mi profesor de violonchelo ya me estaba esperando. Simplemente pasaba constantemente, y si podía en un fin de semana, si no estuviéramos filmando el sexto día de esa semana, era ‘Está bien, entonces, recibiremos tus lecciones ese día’. No lo hice. ¡Me arranqué el pelo!”, aseguró.

La también estrella de las más recientes películas de Scream , quien en Merlina compartió créditos con los actores Luis Guzmán , Catherine Zeta-Jones , Gwendoline Christie , el polémico Percy Hynes White (quien fue señalado de abuso sexual) y Christina Ricci, la segunda Merlina de la historia, agregó que tuvo que volverse “muy firme” para estar preparada lo mejor posible, con el fin de que la serie fuera más “creíble”. “No sabía a dónde se suponía que debían ir mis manos y luego tuve que hacer que salieran dos violonchelos de un violonchelo, ¡lo cual fue ridículo! Tuvieron que empezar a usar dobles de riesgo u ocasionalmente dobles de violonchelo si no tenían tiempo de conseguir manos, pero yo insistí mucho en estar lo mejor preparada posible porque quería que pudieran usarme a mí misma, porque eso es mucho más creíble si pudieras ver tu cara!”, declaró a la revista Variety .