Mark Hamill llega al medievo

Home / Cine / Mark Hamill llega al medievo
Mark Hamill llega al medievo

Los Ángeles, 30 May (El Heraldo de México).- Mark Hamill es mundialmente conocido por su famoso papel de Luke Skywalker en la saga de Star Wars, pero agradece que no lo encasillen en los “roles buenos”, siempre busca trabajos y papeles que lo reten, tanto física, mental y vocalmente, por eso aceptó prestar su voz para The Jocker y Buddy, en El Muñeco Diabólico, dos antagonistas que le fascinaron.

Su habilidad para jugar con sus cuerdas vocales, fue lo que lo llevó a conquistar su nuevo personaje, Talus, un veterano caballero templario en la segunda temporada de la serie Knightfall, trabajo que además le permitió conocer mucho más de la historia medieval y de los Monjes Guerreros.

“Ésta fue una oportunidad única en mi vida, nunca había hecho algo similar. Cuando me caracterizan y desaparece Mark, la voz del personaje viene orgánica, ya que previamente tuve una preparación, tome clases de esgrima, acrobacia y equitación, y la voz refleja esa transformación”.

Talus es un personajes fuerte, brutal y obsesionado, y como amante de los retos, y a diferencia de Star Wars, esta historia está basada en hechos reales. Pero, para Mark, este personaje es igual de importante que Luke, ambos tienen ciertas similitudes y una causa con personalidades muy diferentes: Talus es religioso y nada comprometido. Skywalker es una persona que entiende y escucha más, lo que provoca confianza en la gente, pero entiende que este nuevo papel tiene características de un hombre real, y todos los seres humanos tienen un lado oscuro.

Sin embargo, era ajeno a la trama de este proyecto, por lo que no sabía si era bueno aceptarlo porque eso significaría pasar cinco meses lejos de su familia filmando en un estudio, pero cuando vio la primera temporada, se enamoró. “Conocí más de lo que aprendí en la escuela. Primero leí los guiones, después investigué todo lo que pude para entender el contexto. Fue una época increíble, pero difícil de vivir, hicieron grandes avances, como el sistema de bancos”, mencionó.

Por esa razón está seguro de que a los televidentes les encantará, porque hacen que las historias de los libros se vuelvan más glamurosas, divertidas e interesantes. Además en todas las épocas han existido los conflictos humanos, y eso siempre da de qué hablar en cualquier género. De ahí que ahora hay interés en las tramas políticas, como House of Cards o esta serie, porque es una manera de mostrar una postura y la gente reconoce los problemas en su vida.

Desde niño a Mark le gustaba hacer reír a la gente. Tenía un muñeco de ventrílocuo, quería ser caricaturista, le gustaba leer y hacer cómics, aunque no estaban permitidos en su casa. Siempre quiso ser parte del mundo del entretenimiento, pero no sabía cómo. Hasta que descubrió que había adultos que trabajaban dando su voz a Pato Donald, y eso le encantó.

“En mi escuela y a mis vecinos les hacia shows, nunca pensé dedicarme a otra cosa. Y aunque no hubiera sido exitoso como actor, había muchos trabajos que podía hacer, porque cuando no me incluían en una obra de teatro, hacia los pósters, o me volvía parte de la producción”, recordó su infancia el histrión.

La equitación no era una actividad desconocida, ya que hace muchos años aprendió a montar para una comedia wéstern, un género que le gustaría repetir porque es de los que más le divierten. Aunque está consciente que a los jóvenes ya no les interesan estos cuentos, “ya pasaron de moda, hoy todos quieren ver superhéroes ya no les interesan los vaqueros ni sus caballos. Me gustaría interpretar a uno y lograr atrapar a las nuevas generaciones”.

Otra cosa que ha cambiado es la comunicación con sus fans. Antes sólo los aficionados al proyecto, se tomaban el tiempo de escribirle cartas y contarle o felicitarlo por su trabajo. Por lo que lamentó que ahora con las redes sociales, cualquier persona se siente capaz de insultar, a través del anonimato, porque considera que en muchas ocasiones no se toman el tiempo para ver las producciones.

“En redes sociales dicen cosas que nunca dirían en tu cara, y no tendrían los pantalones para hacerlo, pero no me engancho. Como actor sabes que siempre habrá comentarios así, es parte de esta carrera. Sólo escribo cosas que hagan reír a la gente”, señaló. Como cuando se reunió con el príncipe Guillermo, y publicó que le estaba ayudando a elegir el nombre de su próximo hijo, pero fue broma.