Martín Urieta, al frente de la SACM

Home / Entretenimiento / Martín Urieta, al frente de la SACM
Martín Urieta, al frente de la SACM

Ciudad de México, 31 Dic (El Informador).- Tras la partida de Armando Manzanero, la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) dio a conocer que Martín Urieta, hasta ayer vicepresidente del Consejo Directivo, es ahora el presidente ejecutivo.

A través de un comunicado, el SACM anunció que Urieta estará en el cargo a partir de este martes 29 de diciembre hasta en tanto la siguiente asamblea general de socios resuelva sobre la designación del próximo presidente del Consejo Directivo electo.

Por su parte, Martin Urieta habló de cómo fue su última conversción con el compositor. «Yo fui el último que le dio su último abrazo al maestro, ya estaba infectado. Él murió trágicamente trabajando, él estaba grave y trabajando, estaba grabando a un grupo cubano que grabó una de mis canciones, ‘Urge’, en versión salsa; me llamó para que oyera qué hermoso la estaban haciendo pero él ya estaba con fiebre y con un poco de catarro, con tos, él creyó que era una simple gripe. Ese día lo abracé y luego se fue al hospital», relató.

La razón por la que cree que él no se infectó del virus es porque a Martín ya le había dado en el primer semestre del año. Curiosamente, poco antes de saber que tenía Covid también abrazó a Manzanero. Claro que traían cubrebocas, pero Manzanero tuvo que hacerse después una prueba para descartar un contagio.

«Tenía miedo de haberlo contagiado esa vez, pero se hizo la prueba y salió limpio. Ahora él estaba contagiado y yo lo abracé. Cuando a mí me dio, para animarme me dijo: ‘usted no se preocupe Martín, a usted y a mí no nos va a matar ese virus, nos va a matar un marido sentido’. Así era de simpático. Siento que al maestro le dio leve, lo que pasa es que él tenía problemitas con su riñón y se le complicó».

Será después del 6 de enero cuando se retomen las actividades en la SACM, mientras tanto, Martín, autor de canciones como «Mujeres divinas», dijo sentir una gran pena por tomar este cargo en esta situación. «Por desgracia perdimos a un hermano, consejero, al maestro que nos enseñó tantas cosas».