Muere William Hurt

Home / Entretenimiento / Obituario / Muere William Hurt
Muere William Hurt

Los Ángeles, 14 Mar (El País).- El actor William Hurt, ganador del Oscar por El beso de la mujer araña, ha fallecido este domingo a los 71 años. El anuncio lo hizo el hijo del intérprete, que ha declarado: “Con gran tristeza la familia Hurt llora la muerte de William Hurt, amado padre y ganador de un Oscar, el 13 de marzo de 2022, una semana antes de que cumpliese 72 años”. El veterano intérprete fue diagnosticado en 2018 con un cáncer de próstata terminal y aparentaba estar en un proceso de recuperación gracias al uso de nuevos tratamientos.

Nacido en la ciudad de Washington en 1950, su padre trabajaba para la agencia norteamericana de ayuda (USAid), lo que le llevó a vivir en lugares como Pakistán, Sudán o Somalia. Hurt estudió Teología en la prestigiosa universidad de Tufts (Boston, Massachusetts), pero se decantó por la actuación. En 1972, se matriculó en la famosa escuela artística Julliard. Tras echar los dientes en el teatro, logró su primer papel importante en la película de terror de Ken Russell Un viaje alucinante al fondo de la mente, a la que siguió rápidamente el thriller erótico Fuego en el cuerpo que protagonizó junto a Kathleen Turner y su gran valedor y amigo, Lawrence Kasdan. Su estreno causó gran sensación en la época. La fama que obtuvo con ese filme lo convirtió en una gran estrella en la década de los ochenta. Tras la comedia coral Reencuentro, de Kasdan, actuó en el thriller de espías Gorky Park.

Después llegaría la obra que le valió el Oscar, la adaptación al cine de la novela del argentino Manuel Puig, El beso de la mujer araña, cuya acción se sitúa en una cárcel argentina, donde dos hombres comparten celda: Molina, un diseñador de escaparates homosexual que es egoísta, autodenigrante y al mismo tiempo encantador, y Valentín, un revolucionario articulado y ferozmente dogmático obsesionado con la memoria de la mujer que abandonó por la causa.

El éxito cosechado en 1985 por ese personaje como compañero de celda homosexual del revolucionario izquierdista que encarnaba Raúl Julia se prolongó en ese fin de década. En 1986 interpretó a un maestro en Hijos de un dios menor, junto a Marlee Matlin. La joven fue la primera ganadora sorda en lograr el Oscar por su interpretación en ese filme. Matlin —en la carrera por la estatuilla de Hollywood este año con CODA— fue pareja de Hurt y en sus memorias publicadas en 2009 acusó al actor de haberla sometido a abusos físicos y psicológicos. Posteriormente, Hurt se disculpó y le pidió perdón por el daño que le había causado. En 1988 llegó su tercera nominación al Oscar de forma consecutiva por su papel de reportero de televisión en Al filo de la noticia. En ese final de década de éxito en éxito también interpretó El turista accidental —la tercera con Kasdan—; Alice, de Woody Allen; Te amaré hasta que te mate, otra con Kasdan, y El doctor.

Fueron los años en que era una estrella, pero también atravesó sus peores momentos, enganchado a la droga y el alcohol. Hurt rehuía la notoriedad, le asustaba la fama, y para combatir esos problemas se convirtió en adicto y rechazó cualquier papel que pudiera relanzarle, como en Parque Jurásico o Misery.

A inicios de los noventa, Hurt fue reclamado por Luis Puenzo para el elenco de La peste. En una nota sobre aquel filme, el director de La historia oficial hablaba de William Hurt en estos términos: “Es exigente y analiza hasta el más mínimo detalle, un cerebro mágico que tiene todo absolutamente previsto: ensayado el tono, la frase, la inflexión, la pausa, y es maravilloso”. En la década siguiente, Hurt se convirtió en un intérprete más de carácter, buscando personajes secundarios en películas como A.I. Inteligencia Artificial, El bosque, Syriana, El buen pastor, Smoke, Mr. Brooks, Hacia rutas salvajes y Perdidos en el espacio. Recibió una cuarta candidatura al Oscar, esta vez como mejor actor de reparto, en 2005, por su papel de tan solo ocho minutos de jefe del crimen en Una historia de violencia, de David Cronenberg. En esas películas sacó partido de su mirada, a ratos socarrona, a ratos imbuida de una profunda tristeza.

Más recientemente, Hurt había interpretado al general Thaddeus Ross en El increíble Hulk y luego repitió su papel en Capitán América: Civil War, Vengadores: Infinity War, Vengadores: Endgame y Viuda negra. El último trabajo que hizo antes de morir fue interpretar al siniestro Donald Cooperman en 14 episodios de la serie de Amazon Goliath. Hurt también actuó en producciones teatrales, especialmente en obras de William Shakespeare, como Henry V, Ricardo II y El sueño de una noche de verano y recibió una nominación a los premios Tony en 1985 por Hurlyburly, de David Rabe.