Noah Cyrus rompe relación con su mamá

Los Ángeles, 9 Abr (Quién).- Liam Hemsworth, quien mantuvo una larga relación con Miley Cyrus, compartió una selfie que lo retrataba presumiendo de musculatura en el gimnasio. Entre los miles de ‘likes’ que generó su foto, el que más sorprendió a los internautas fue sin duda el de Noah Cyrus, su ex cuñada.

Este gesto es indicativo de la profunda crisis que vive la familia Cyrus, dividida desde la separación y posterior divorcio de Billy Ray y Tish Cyrus, papás de ambas celebridades. En octubre del año pasado, el veterano cantante se casó con su joven prometida, la también artista Firerose, en una ceremonia a la que no acudió Miley. La estrella de la música se habría puesto del lado de su mamá en las disputas que terminaron en el fin de sus tres décadas de matrimonio. Tanto es así, que en la pasada gala de los Grammy, Miley Cyrus excluyó a su padre del extenso listado de agradecimientos que dio tras ganar dos estatuillas por su aclamado sencillo Flowers’ . «No creo que me haya olvidado de nadie, pero puede que me haya olvidado la ropa interior. ¡Adiós!», bromeó la intérprete antes de dejar el escenario. Por su parte, Noah Cyrus, siete años menor que su hermana, sí fue a la boda de su papá en octubre pasado. Su madre Tish se casó en el verano pasado con el actor Dominic Purcell, conocido por su participación en Prison Break, en la casa que Miley tiene en la ciudad de Malibú.

La pequeña de las hermanas, habría recibido una doble traición por parte de sus familia. La joven nunca aprobó la relación de su madre con el intérprete, fundamentalmente porque Noah habría mantenido un breve romance con el artista poco antes de que lo hiciera su mamá. «Noah y Dominic eran amigos con derechos. Era una relación amistosa e intermitente. Cuando dejaron de verse, Tish se acercó a él. Y ella sabía perfectamente que él había estado con Noah. Tish nunca le dio a su hija la oportunidad de hablar de ello antes de la boda», comentó una fuente a la revista People. Para más drama que Miley le ayudara a la pareja toda la ayuda logística que requería para organizar su enlace se asemejaba, según los allegados de Noah, a que alguien le hubiera clavado un puñal en la espalda.