Pablo Lyle enfrenta nueva demanda

Miami, 24 Mar (El Informador).- Pablo Lyle fue sentenciado, hace un mes, a cinco años de cárcel y ocho años de libertad condicional por el homicidio involuntario de Juan Ricardo Hernández, en un suceso polémico acontecido en 2019 en Miami.

Juan Ricardo Hernández, un hombre de 63 años de origen cubano, tuvo un altercado con Pablo Lyle luego de un accidente vehicular en Miami. Todo comenzó cuando el cuñado de Lyle, Lucas Delfino, se trasladaba hacia el aeropuerto de la región para dejar al actor, su esposa y dos hijos.

El automóvil se cruzó con el de Hernández , quien posteriormente perdió la vida en un hospital a causa de una lesión cerebral por un golpe que el actor le propinó. Sandra Hoyos, una abogada de Miami involucrada en el caso Lyle, dijo a «Ventaneando» que la familia de la víctima ha presentado una nueva demanda civil para solicitar una indemnización por parte de Lyle y su cuñado Lucas. «Las aseguradoras han negado el derecho de pagarle a la familia de la víctima.

Entonces, hay un litigio civil que está ocurriendo en estos momentos, están demandados Lucas Delfino y Pablo Lyle», dijo. Hoyos agregó que el caso está vigente y se está llevando a cabo en la corte de Miami. La licenciada también explicó que no están claras las condiciones de la demanda porque están en resguardo y hasta el momento se desconoce cuándo será la próxima audiencia. «Esos temas se mantienen confidenciales, aún fuera de la vista de la corte.

Entonces, hasta que no lleguen a un acuerdo ni tendremos esos detalles o bien hasta la próxima audiencia tendremos más información si esto va a juicio o va a una mediación o una conciliación de lo que está pidiendo cada parte», externó. Respecto a la cifra monetaria que está pidiendo la familia del cubano, se especula que entre uno y cinco millones, sin embargo, Sandra dijo que no está confirmada la cantidad.

Durante el juicio de Lyle, que se llevó a cabo el pasado 3 de febrero, familiares del famoso dieron algunos testimonios para apoyarlo, entre ellos Ana Araujo, su esposa quien leyó unas emotivas palabras. Araujo habló de cómo reaccionó su esposo cuando se enteró que el señor Juan Hernández había muerto, aseguró que se puso muy mal, tenía vómito y no podía dejar de llorar; expresó que en el momento del incidente de tránsito ella y sus hijos sintieron mucho miedo.

«Pablo nunca fue una persona violenta, siempre fue conciliador, vela por el bienestar de los otros, por eso esto que ha pasado ha sido algo muy impactante para todos», expresó. Y dedicó unas palabras para Lyle: «Estoy muy orgullosa de ti Pablo, una acción de unos segundos no te define como persona, no todos pueden ver lo que yo he visto, he sido testigo de tu dolor, de tu arrepentimiento y de la bondad tan grande de tu espíritu, siempre te lo he dicho, eres un corazón con piernas, eso es Pablo», dijo conmovida.