Penélope Cruz se enojó con Salma Hayek

Madrid, 2 Jul (Quién).- Salma Hayek y Penélope Cruz han formado una gran amistad desde hace más de una década, cuando ambas empezaban sus carreras en Hollywood, sin embargo, no siempre fue así; ahora salió a relucir que el productor de cine Harvey Weinstein logró hacer que la española se enojara con la mexicana. Salma contó en una entrevista con Sunday Time’s Style que en 2017 tuvo que enfrentarse a los comentarios de varias personalidades cuando habló del acoso sexual que sufrió a manos del cineasta y la forma en que perjudicó su amistad con la actriz española.

Después de hablar públicamente sobre las denuncias contra Weinstein , Cruz se molestó con Salma por no haberla tomado en cuenta como un apoyo en una situación tan difícil y por no confiar en ella para contarle lo que le estaba sucediendo, pero de acuerdo a la mexicana su intención era proteger a su amiga y su carrera. «Algunas personas estaban muy enojadas conmigo, como Penélope , pero yo estaba protegiéndola. Mantuve mi atención en su interacción y él nunca fue por ella. Ellos (Miramax) estaban haciendo las mejores películas. Ella no tenía mi problema, y si se lo hubiera dicho, habría afectado sus elecciones de cosas que habrían sido buenas para su carrera», explicó Hayek . A través de un artículo que escribió en The New York Times en 2017, Salma reveló todo lo que sufrió a manos de Weinstein durante el rodaje de la película Frida en 2002. Ahí redactó los abusos que sufrió de parte del productor de cine y cómo era su modus operandi y lo complicado que era batallar en su contra. «La verdad es que intentaba protegerme del desafío de explicarle varias cosas a mis seres queridos: por qué, cuando mencioné de manera casual que había sido atosigada por personas como Harvey , no di todos los detalles», explicó antes de enlistar los traumas que el cineasta le había ocasionado.

«Era un cinéfilo apasionado, tomador de riesgos, un mecenas del talento en el cine, un padre amoroso y un monstruo. Durante años, él fue mi monstruo. Era mi turno de decir que no. No abrirle la puerta a todas horas de la noche, hotel tras hotel, donde aparecería inesperadamente (…) no a tomar una ducha con él, no a dejar que me viera bañándome, no a dejar que me diera un masaje (…) y con cada negativa vino la ira maquiavélica de Harvey «, detalló Hayek . La actriz española anteriormente había hablado de cómo fue para ella el enterarse de que Hayek se encontraba entre las actrices que habían sufrido algún tipo de abuso por parte del cineasta y, aunque en un principio se molestó, logró comprender que para su amiga era difícil hablar de esto. » Harvey era una persona complicada, eso lo sabíamos todos. Habíamos tenido a nivel de trabajo, pero yo nunca estuve en las otras situaciones, nunca. Tampoco le puedes echar a una amiga en cara que no te haya contado algo en un momento dado», dijo en una entrevista en 2018. Salma recordó que Penélope comprendió la situación y su amistad volvió a ser la misma de antes porque su objetivo desde que se conocieron ha sido de apoyarse como mujeres extranjeras en Hollywood.