PETA critica a Bad Bunny

Salt Lake City, 28 Feb (Infobae).- El inicio de la gira “Most Wanted” de Bad Bunny ha generado controversias por la forma en que el rapero puertorriqueño hizo su aparición en la primera noche del tour en Salt Lake City, Utah. Bajo la temática del Viejo Oeste, Bad Bunny sorprendió al público al entrar al escenario a caballo, un acto que ha desatado críticas en las redes sociales, con acusaciones de abuso animal.

Usuarios en redes sociales han expresado su descontento, calificando el uso del caballo en un ambiente ruidoso y lleno de luces estroboscópicas como un acto de crueldad. La indignación ha llegado a tal punto que varios usuarios comenzaron a solicitar la intervención de PETA, la organización de derechos de los animales, instándola a tomar medidas al respecto.

No pasó mucho tiempo para que Lisa Lange, Vicepresidenta Senior de PETA Estados Unidos, se pronunciara al respecto, señalando que los caballos no son criaturas que deban estar en un ambiente tan caótico y ruidoso como lo puede ser un concierto.

“Los caballos son muy asustadizos, y no son accesorios para ser montados en un escenario entre luces intermitentes, música atronadora y multitudes ruidosas. Como se asustan con facilidad, esto podría haber acabado en tragedia, todo por un truco absurdo e irreflexivo”, declaró Lange en entrevista para Newsweek.

Por supuesto, también hubo un sector de la fanaticada de Bad Bunny que defendió su entrada, calificándola incluso de “legendaria” y “revolucionaria”.

Hasta el momento, el músico no ha brindado ninguna declaración sobre su escandaloso debut en Utah.

En el último par de años, Bad Bunny se ha enfrentado a muchas críticas por parte de su propio público. Uno de sus momentos más escandalosos fue cuando aventó el celular de una fanática de República Dominicana cuando esta intentó tomarse una selfie.

En medio de comentarios que aseguraban que Benito Antonio Martínez Ocasio (nombre real de Bad Bunny) se había convertido en “una diva” y que no tenía ningún tipo de respeto para con sus fanáticos, el músico decidió compartir un tuit explicando que no tenía ningún problema de compartir una conversación con sus fans en la calle, pero la idea de que lo abordaran con un teléfono celular, lo veía como una verdadera falta de respeto.

“La persona que se acerque a mí a saludarme, a decirme algo, o solo conocerme, siempre recibirá mi atención y respeto. Los que vengan a ponerme un cabrón teléfono en la cara lo consideraré como lo que es, una falta de respeto y así mismo lo trataré yo”, escribió Bad Bunny.

Más recientemente, el intérprete de Ojitos Lindos volvió a causar discrepancias entre sus fans cuando una canción hecha con inteligencia artificial usó su voz. En su canal de WhatsApp, Bad Bunny mostró su molestia y aseguró que aquellos que disfrutaran y/o compartieran esta canción, no podían considerarse sus seguidores.

“Hay gente con la que conecto y gente con la que no. Si a ustedes les gusta esa m*erda de canción que está viral en TikTok, sálganse de este grupo ahora mismo. Ustedes no merecen ser mis amigos por eso mismo hice el nuevo disco, pa’ deshacerme de gente así. Así que chu chu, fuera”.

Estas declaraciones hicieron que sus fanáticos, medios especializados e incluso otros artistas llegaran a considerar exagerada la reacción del puertorriqueño.