Prince entre homenajes y disputas

Home / Música / Prince entre homenajes y disputas
Prince entre homenajes y disputas

Minneapolis, 25 Abr (El Informador).- Vestidos de morado, su color fetiche, los fans de Prince se reunieron en Minneapolis para rendir homenaje al maestro del pop un año después de su muerte, un aniversario ensombrecido por querellas por su herencia y la comercialización de su obra.

Durante mucho tiempo protegida herméticamente de las miradas curiosas y envuelta en un aura de misterio, su casa de Paisley Park albergó las celebraciones: conciertos, mesas redondas y una gran velada realizada el pasado viernes con el ritmo funk del creador de “Purple Rain”.

El abuelo del funk, George Clinton, de 75 años, abrió el jueves con un concierto los homenajes organizados el pasado fin de semana bajo el lema “Celebration”.

Los puentes, estadios y otros lugares emblemáticos de Minneapolis fueron iluminados con luces violeta hasta el domingo en memoria de su “hijo pródigo”, que a pesar de su gran éxito aún vivía en su ciudad natal en Minnesota, en el Norte de Estados Unidos.

“Prince y su extraordinario talento han encarnado una época musical y han dado a conocer Minnesota al mundo”, dijo el gobernador del Estado, Mark Dayton, que anunció que ahora el 21 de abril se conmemorará el “Día de Prince”.

Sobre los festejos, sin embargo, planea la sombra de las disputas judiciales surgidas tras su repentina muerte a los 57 años, por una sobredosis accidental de potentes analgésicos. La estrella no dejó testamento, pero decenas de potenciales herederos saltaron rápidamente a la palestra.

Un juez acaba de ordenar la suspensión temporal de un mini álbum (EP) de seis títulos, “Deliverance”, que debía salir el viernes. Fue un ingeniero de sonido que trabajó con Prince, George Boxill, quien dispuso comercializar estas canciones grabadas entre 2006 y 2008. Para Boxill, editar este EP bajo un sello independiente con la promesa de que la mayor parte de los ingresos se destinarían al patrimonio de Prince era respetar la voluntad del artista, cuyas diferencias con importantes sellos discográficos eran ampliamente conocidas.

Pero los administradores de sus bienes no están de acuerdo y acusan al ingeniero de querer enriquecerse. Y es que están en juego ingresos potencialmente muy jugosos. Las ventas de Prince se multiplicaron tras su muerte, al punto de convertirlo en el artista que más discos vendió en 2016, de acuerdo con la compañía Nielsen Music, con dos millones 230 mil de álbumes vendidos en Estados Unidos, por delante de la británica Adele y sus dos millones 210 mil del disco “25”.