Scarlett Johansson confiesa sexualización

Home / Entretenimiento / Scarlett Johansson confiesa sexualización
Scarlett Johansson confiesa sexualización

Los Ángeles, 12 Oct (Quién).- Scarlett Johansson cree que la han hecho sentir como un objeto a lo largo de su carrera. La actriz de 37 años, que saltó al estrellato como actriz infantil, considera que ha sido «sexualizada» desde muy pequeña. Durante su paso por el podcast ‘Armchair Expert’ , la actriz, productora y directora afirmó: «Me convertí en una especie de objeto y me encasillé en una forma en la que sentí que no recibía ofertas de trabajo para las cosas que quería hacer”.

“Recuerdo que pensé: ‘Creo que la gente piensa que tengo 40 años’. De alguna manera dejó de ser algo deseable y algo contra lo que estaba luchando», puntualizó durante su participación en el programa. La estrella de Hollywood recordó haberse sentido «encasillada» tras protagonizar junto a Bill Murray la película ‘Lost in Translation’ , dirigida por Sofia Coppola . La intérprete -que aún era una adolescente cuando rodó la película- declaró: «Creo que todo el mundo pensaba que era mayor y que llevaba mucho tiempo actuando, me encasillaron en esta extraña cosa hipersexualizada”.

“Sentí que mi carrera había terminado. Pensé que ese era el tipo de carrera que tenía y que esos eran los papeles que había interpretado. Pero recuerdo que pensaba: ‘¿Esto es todo?'», puntualizó. Scarlett interpretó a un personaje cinco años mayor que ella en ‘Lost in Translation’ , por lo que la actriz aún recuerda haber temido por su trayectoria tras el estreno de la cinta. «Esa carrera no dura mucho, así que me dio miedo en aquel momento. En cierto modo, pensaba: ‘¿Esto es todo? Atribuí mucho de eso al hecho de que la gente pensaba que era mucho, mucho mayor». En cambio, la también empresaria considera que el panorama es muy diferente para las actrices jóvenes hoy en día. «Veo a actores más jóvenes que tienen 20 años. Parece que se les permite ser todas estas cosas diferentes. También es otra época. Ya no se nos permite encasillar realmente a los actores, por suerte, ¿no? La gente es mucho más dinámica».