Tamayo y Zárraga, estrellas en subasta

Home / Entretenimiento / Arte / Tamayo y Zárraga, estrellas en subasta
Tamayo y Zárraga, estrellas en subasta

Ciudad de México, 2 Jun (Excélsior).- Los óleos Naturaleza muerta y La vendedora de frutas, pintados por el oaxaqueño Rufino Tamayo (1899-1991) en 1935 y 1938, respectivamente, serán las estrellas de la Subasta de Arte Latinoamericano que se realizará mañana, a las cinco de la tarde, en el Club Naval Norte.

Con precios de salida que oscilan entre 30 y 50 millones de pesos, en el caso de Naturaleza muerta, y entre 8 y 10 mdp, con La vendedora de frutas, la décima segunda edición de este remate, nacido en 2010 a iniciativa de la Casa Morton, estará encabezada por uno de los artistas plásticos mexicanos icónicos del siglo XX.

La Subasta de Arte Latinoamericano, considerada la más importante del género en la región, pone en oferta 180 lotes de pintura y escultura, de arte moderno y contemporáneo, entre los que destacan obras de Joaquín Clausell, Gerardo Murillo Dr. Atl, Ángel Zárraga, Nahui Olin, David Alfaro Siqueiros, Manuel Felguérez, Toledo, Von Gunten, Joy Laville, Nahum Zenil, Vlady y Fernando de Szyszlo, entre otros, que muestran la riqueza y la diversidad del arte de la región, comentó ayer Sofía Duarte, gerente de Arte Moderno y Contemporáneo de Casa Morton.

De Zárraga se rematará el óleo Autorretrato con modelo (1946), inspirado en su esposa que era futbolista, con un precio de salida de entre 4 y 6 millones de pesos.

Es la subasta más importante, la realizamos dos veces al año. Se incluyen las obras más importantes de los artistas más reconocidos. Todas son únicas, han estado en exhibiciones, provienen de colecciones muy importantes o han sido publicadas. Tienen una historia detrás que las vuelve únicas, explicó”.

Destacó las piezas de Tamayo, durante un recorrido por la exposición. “Son dos óleos muy importantes. Naturaleza muerta perteneció a la colección de Lorenzo Zambrano, y es una pieza única del artista, y La vendedora de frutas; en ambas se refleja uno de los elementos más significativos del artista, la sandía”.

Indicó que, afortunadamente, en Morton no han parado, que incluso con la pandemia han tenido buenos resultados. “Una de las piezas estrellas que hemos vendido fue una de Leonora Carrington, Dándole de comer a una mesa, en 16 millones 600 mil pesos. Sí ha habido piezas especiales en estos remates”.

La investigadora concluyó que el arte es una buena forma de inversión y que los coleccionistas se han acercado más a él durante la pandemia.

Las 180 obras que integran la Subasta de Arte Latinoamericano se exhiben hoy y mañana en el Club Naval Norte, previo al remate que regresa al formato presencial en el Salón Candiles.